21.11.05

Otra vez...


Por segunda vez en su corta historia los Florida Marlins van a desmantelar un equipo campeón y competitivo. Por razones presupuestarias proceden a poner en el mercado casi todas sus piezas titulares. Personas allegadas al equipo consideran que el “baño de sangre” en esta oportunidad será mayor que el de la primera vez. Cuando despedazaron al equipo campeón del año 1997. El primer capitulo parece consumado. A última hora no aceptaron la oferta de los Rangers y le dieron el si a la oferta de los Boston Red Sox. Resultado final, los Marlins pasan al pitcher estrella Josh Beckett y a su tercera base estrella Mike Lowell hacia Boston y reciben a cambio al SS novato ( 2 turnos en grandes ligas, no, no ha dado su primer hit todavía, por si estaban pensando eso ) Hanley Ramírez y a uno de los nuestros, el pitcher prospecto Aníbal Sánchez ( todavía en las menores y en el roster de 40 de los Red Sox ). Según la gerencia Ramírez será el SS regular del equipo. Dejando toda la parte triste de lo que va a pasar todos estos días con ese sensacional equipo, quedan cosas positivas de este primer capitulo. Primero tenemos a Aníbal Sánchez con más facilidades de debutar este año en las Mayores y como segunda conclusión nos queda la seguridad que Miguelito Cabrera podrá tomar posesión definitiva de la tercera base de los Marlins. Consuelos para los que no podemos entender este segundo desastre en la historia de este gran equipo.